domingo, 23 de diciembre de 2012

Autoevaluación final


En primer lugar me gustaría destacar que no me gusta prácticamente nada realizar una autoevaluación, pero seré sincero con lo que escribo e intentare autoevaluarme de la mejor forma posible.

Comenzaré hablando de que no me esperaba para nada una asignatura así y de que cuando comenzó pensaba que no iba a seguirla tal y como lo he hecho. Tuve dudas sobre que opción escoger desde el primer momento pero finalmente me decanté por realizar un seguimiento continuo de la asignatura, ya que creí que sería la mejor forma de aprender sobre ella. No me gustaba la idea de tener que realizar un blog y hacer un seguimiento diario subiendo reflexiones y cosas a él porque disfruto de poco tiempo libre y no quería emplearlo en eso. Pero empecé con ello y poco a poco vi que no era tan complicado como me parecía. Compartía cosas, leía entradas de otros compañeros que me parecían muy interesantes y sobre todo que me ayudaban a comprender parte del temario que no entendía.

Realizar un seguimiento continuo de la asignatura me ha ayudado a aprender cosas como la comparación de nuestro cuerpo con una máquina perfecta, las concepciones del cuerpo y el movimiento, de donde conocimos la metáfora del escalador que nos llevó a realizar nuestro mural para ayudar a que el resto de compañeros también lo entendieran. O también observar de qué manera se considera una clase práctica como efectiva. También me ha resultado interesante la lectura del libro “Mal de escuela”, ya que me ayudó a ver como siendo profesor se suele preferir a los alumnos buenos y apartar, por decirlo de alguna manera, a los que no dan el nivel cuando son estos los que más ayuda necesitan. Junto con mis compañeros intentamos representar como un alumno puede verse atrapado por una simple tarea y aumenta su sufrimiento mientras ve como sus compañeros la superan sin dificultad. Y ahí es donde hay que tenderle la mano para ayudarlo y no rendirse.

Pero lo que más se me ha quedado grabado son las ideologías que hemos visto en la parte final de la asignatura. A mí me toco desarrollar el sexismo y tras leer y buscar información sobre esta ideología ligada a la dignidad, creé una entrada en mi blog en la que mostré lo que había aprendido e intentando hacerlo de una forma sencilla a través de la cual pudieran comprenderlo también mis compañeros.

Por último, creo que esta asignatura me ha ayudado a ver la educación desde otro punto de vista diferente, a veces me parecía un poco aburrida o llegaba hasta a cansarme, pero cada vez que realizaba una entrada o leía la de algún compañero y aprendía algo nuevo me sentía reconfortado. Creo que esto me servirá en el futuro sobre como ver y como actuar en la educación.

Pienso que merezco una calificación de 8 por haber trabajado en mis entradas del blog en el poco tiempo que tenía, haber asistido a todas las clases (excepto a 1) y haber intentado compartir mis conocimientos con el resto de compañeros.

1 comentario:

  1. Creo que has hecho un seguimiento muy correcto. Dejas constancia de haber realizado los trabajos que se pedían con esmero y pulcritud. En ese sentido, tu seguimiento, repito, es muy correcto. Lo que echo en falta es profundidad, compromiso con algún tema (como se apunta en el caso del sexismo), rigor a la hora de desarrollarlos.

    ResponderEliminar